Tofu

TOFU

1 Remojar  1 kg de  soja durante al menos  12 horas  en agua  fresca. Quitar las cáscaras que se desprenden al sumergir en 2 o 3 volúmenes de agua  limpia, en lo posible no calcarea.

2 Moler los granos remojados, si es posible  con un mortero, también puedes usar un triturador de carne. No se debe usar batidora.

3 Coloca en el fuego y añade agua hirviendo, debes remover para disolver la espuma utilizandi 8 a 10 volúmenes de agua.

Deja subir el hervor y añade un poco de agua fría.  Repite el procedimiento 3 veces y mantén algunos minutos en ebullición.

4 Colar la mezcla con una tela de trama abierta  en forma de saco, para recoger todo el líquido. Los residuos que quedan en el saco contienen la mayor parte de hidratos de carbono de la soja.  Las partículas no  disueltas  es la okara.

El líquido resultante es la leche de soja, muy similar a la leche animal.

5 Se calienta la leche de soja  a una temperatura entre 85 a 90  grados Celsius.  Para cuajar se puede utilizar jugo de limón o cloruro de magnesio.

A continuación se deja reposar, a fin de permitir que se separe la parte  coagulada y retirar el líquido sobrante el cuales parecido al suero y puede servir como colada.

6 El siguiente proceso es el secado.

Se coloca la masa resultante en un contenedor de madera  agujereado en su base y se cubre con una tela de trama no muy fina.  Permitir que escurra sin mover.  El cuajo qué queda en la tela es el tofu.  De esta forma se puede obtener entre 1kg y 1.5 kg  de tofu.

7 Para finalizar el proceso de prensado, se dispone una tabla sobre el tofu con un peso equivalente encima, y se deja unos minutos para endurecer la preparación

8  Ahora el tofu está a punto para  ser usado y puede ser cortado con cuchillo.

9 Puede ser conservado en la heladera durante una semana.

 

Puede ser utilizado  untado en  pan,   frito en la sartén,  cortado en cubos para la sopa,  en pequeños trozos en una ensalada.